¿Quieres comprar una cocina o estufa? ¡Consejos para elegir la mejor!

Tal vez estés empezando a equipar un nuevo hogar o pienses en renovar tus electrodomésticos. Lo cierto es que la cocina o estufa es uno de los elementos más importantes. Entérate de todas las novedades, modelos y tamaños de este artefacto, para que elijas la que más se ajuste a tu estilo de vida.

¡La reina de la cocina!

Creo que hoy en día, incluso hasta quien diga que no le gusta cocinar, va a pensar en comprarse una cocina el día que se case, o se mude para hacerse independiente. A mí me gusta cocinar algunas veces; será por esta onda del “boom” de la gastronomía que vivimos en todo Perú, en que le estamos dando el lugar que se merecen a todos nuestros riquísimos platillos.

Mi novio y yo pensábamos en vivir juntos, y buscábamos un lugar pequeño para empezar. Así que mi idea era comprar una de esas minicocinas sin horno, que son casi como unas planchas rectangulares, súper prácticas para espacios chicos. La que ves en la foto que sigue es una de ellas; claro, yo pensaba en una de dos hornillas, no tan, tan pequeña.

Pero mi novio protestó y al final compramos una cocina clásica de cuatro hornillas con horno incluida, pues no se quería perder de un delicioso pollo al horno o un pastel, que no me salen nada mal, por cierto =)

En fin, hago este preludio para mostrarte algunas de las variadas clases y tamaños de cocinas o estufas que verás en las tiendas cuando te aventures a buscar la tuya. Así que presta atención ¡y entérate de todo lo que tienes que saber sobre las cocinas!

Un poco de la historia de la cocina…

Seguramente, si miras una cocina o estufa, te parecerá un artefacto sencillo y sin nada más trascendente que producir fuego. Sin embargo, este fiel electrodoméstico es mucho más que eso.

La historia de los aparatos de cocina va estrechamente ligada al descubrimiento del fuego y luego, a la cocción de los alimentos. Se introdujo la leña y el carbón para hacer una fogata, y también para calentarse, por lo que poco a poco se le fue incorporando dentro del hogar.

Siglos después, empezó a generarse la idea de cómo aprovechar todo el potencial del fuego semiencerrándolo en un cubil o espacio especialmente diseñado para ello.

Al comienzo, las ollas se colgaban del techo o de algún soporte para que quedaran suspendidas justo sobre el fuego, pero luego se inventaron soportes para contenerlas, con lo que se fueron dando forma a los hornillos. Fíjate en la foto de arriba, es una típica cocina romana que ya encajonaba al fuego y se empotraba en la pared para cocer sobre ella los alimentos en ollas de barro.

Esto evolucionó hasta ir dando forma a lo que hoy en día conocemos como el aparato de cocina, un cubículo en forma cuadrada, que hizo que quien lo utilizara ya no tuviese que agacharse para controlar la cocción, sino que lo podía hacer de pie. El fuego se alimentaba por una ranura en la parte anterior protegida con una tapa y se implementaba una parrilla especial para sostenerlo, con un fondo para las cenizas.

En el siglo XVI se añaden las planchas de hierro o cobre encima para colocar sobre ellas las ollas; estas serían las predecesoras de las hornillas y quemadores de hoy en día.

Durante el siglo XIX, la estufa tenía una doble función, la de cocinar los alimentos y calentar el ambiente de la casa, por lo que fueron bastante populares, y aún hoy en día, algunas familias la siguen prefiriendo, especialmente quienes viven en zonas gélidas y remotas. De hecho, a mí me encantaría una para una casa de campo. Tiene un estilo tan vintage y rústico a la vez que es perfecta, como en la foto de arriba.

Hoy en día, con la disposición que tenemos de muchas fuentes de energía, las cocinas ofrecen una amplia variedad de cocción y esto sin contar el factor estético que la hacen la reina de nuestros electrodomésticos. De hecho, es tal su importancia, que en nuestro idioma, el espacio que usamos para preparar los alimentos lleva el mismo nombre: cocina.

¡Cocinas y estufas para todos los gustos!

Existe una amplia variedad de cocinas para que puedas elegir pero debes tener en cuenta, primero que todo, el lugar donde vives. La cocina debe adaptarse perfectamente al espacio. Por ejemplo, nada harás con una empotrable si vives en un mini departamento.

El color también es otro factor a tomar en cuenta. Yo elegiría una cocina de un color que vaya a tono con el de los demás electrodomésticos, pero al final tus gustos son los que deben de primar. A continuación te paso algunos de los tipos de cocinas que se ofrecen en el mercado:

Por el tipo de fuente de energía

  • Cocinas a gas

Las clásicas y las más populares. Este combustible me parece el más ahorrativo y el que genera un fuego más parejo y fuerte (alguna vez probé una eléctrica y noté que el tiempo de cocción es más largo en ella). Esta viene con un tubo plástico que se conecta a la salida de la cañería de gas o a un recipiente contenedor de gas (al que llamamos balón en Perú y “bomba” en Venezuela, por ejemplo).

Las estufas a gas vienen en todos los tamaños, con y sin horno. El sabor de la cocción es superior, los platillos al horno quedan excelentes, te lo digo yo quien disfruto hacer todo al horno… ¡qué delicia!

  • Cocinas eléctricas

Las estufas eléctricas poseen un fuego más lento, por decirlo así, de modo que podemos preparar platos de larga cocción sin problemas. Son más fáciles de conectar y generan menos peligro de fugas o explosiones, aunque los controles de calidad respecto a las conexiones de las de gas hacen que sea extremadamente raro que se oiga de algún percance de esa naturaleza. Por ejemplo, me parecen geniales para hacer el arroz o la salsa de tomate de los espaguetis rojos… ¡uhmm!

De hecho, la cocina eléctrica no genera un fuego propiamente dicho, sino calor a través de una resistencia y una plancha que llega al rojo vivo. Personalmente creo que no las elegiría porque consumen demasiada corriente, aunque, a veces, cuando de súbito se me acaba el gas y no tengo cómo cocinar, una eléctrica (pequeñita, esas de solo 2 hornillas y chata) bien me haría falta.

  • Cocinas vitrocerámicas

Esto es lo último en tecnología de cocinas; me pareció genial cuando la vi en un reportaje sobre novedades tecnológicas. Están compuestas de unas hornillas eléctricas sobre la cual se monta una lámina de vidrio.

Esta cocina no hace fuego, sino que genera la calefacción de los alimentos a través de la estimulación de los electrones por efecto de la trasmisión de energía a través de un campo magnético.

Consulté con la arquitecta de interiores, Karina Gamarra, más acerca de estas cocinas súper modernas y me contó que existen los siguientes tipos de cocinas vitrocerámicas:

  • De inducción: funcionan a través de ondas magnéticas; el calor se genera de manera instantáneo al encender el foco que deseamos utilizar, usando el tiempo necesario para la cocción y su consumo es menor. Estas placas no queman si se tocan cuando están encendidas por que debajo del cristal no hay ninguna resistencia.
  • Halógenas: utilizan focos halotecnias como elementos generadores de calor y su respuesta también es rápida, aunque no inmediata. Sin embargo, estas tienden a consumir mucho más energía.
  • Radiantes: son las mas económicas y las que menos se venden. El calor se genera a a través de la resistencia de radiantes fabricadas a partir de las aleaciones magnéticas de forma helicoidal o espiral y van fijadas en un soporte de material aislante.
  • Hi-light: estas se han impuesto de manera abrumadora frente a las radiantes, tienen una resistencia ondulada que calienta con mayor rapidez que las radiantes.
  • A gas: son mucho mas caras que las eléctricas pero ahorran energía.

También me contó que una gran ventaja de estas cocinas es que se apagan solas, ya  que incluyen un termostato que controla el calor, manteniendo siempre una temperatura media.

Debido todas estas características, solo algunos tipos de olla deben utilizarse , las que contengan en el fondo hierro. Un buen truco para saber si una olla es idónea para las vitrocerámicas de inducción es probando con un imán. Si el imán se pega al fondo, funcionará. El vidrio que posee, asimismo, hace que sea súper fácil de limpiar, además que es más seguro.

Por su tamaño

De acuerdo al lugar donde la pondrás y a la cantidad de gente para la que se utilizará, tu cocina será del tamaño indicado. Por ejemplo, una de cuatro hornillas con horno está bien para una pareja de recién casados. Para la estudiante que se muda a una pieza, una cocina plana, de dos hornillas (y por la practicidad, eléctrica es mejor) me parece genial.

Para casas grandes de familia numerosa, me encantan las cocinas de 5 o 6 hornillas de fuego fuerte, con su hornilla larga para hacer comidas a la plancha, un horno extenso para no mandar de nuevo el pavo de Navidad a hornear a la panadería e incluso con un horno secundario especial para hacer carnes y vegetales asados.

Hay cocinas de 6 hornillas que son las industriales. Su fuego es súper poderoso y está diseñado para uso en restaurantes y locales donde se cocina a toda hora. Aunque no son domésticas, conozco a una amiga que se compró una. Me decía que cocinar un platillo para 8 personas le tomaba tan solo 20 minutos.

Por la estética de la cocina

 

Hay de todo estéticamente hablando para que elijas. Me encantan las cocinas cuyos detalles han sido cuidados al máximo. Tienes para elegir las de tonos metálicos, las que tienen la puerta del horno tipo espejo, los que tienen una hornilla especial para carnes y verduras a la plancha.

Ese aditamento me encanta porque cocinar a la plancha es lo más saludable que hay, reduce las grasas de la fritura y, en definitiva, le da un sabor excelente a las comidas. Yo espero comprarme una cocina con esta hornilla para no perderme de mis champiñones a la parrilla, mis brochetas de pollo, anticuchos o filetes a la plancha.

También están las cocinas empotradas que se acoplan perfectamente al diseño en general de tu sala de cocina, además que te ahorra bastante espacio, o si te gusta lo retro, una estilo estufa quedará también perfecto, eso sí dependiendo, como te dije líneas arriba, del espacio que tengas y de tu propio estilo. Por ejemplo, en una isla de cocina quedará perfectamente acoplada. Claro está, tienes que mandar hacer un mueble especial para esta cocina.

Y por último, las vitrocerámicas o de inducción, que te mencioné líneas arriba, me parece lo último de lo último en cuanto a estética y practicidad. Me encanta la facilidad que nos dan para limpiar, sus hornillas de tamaño variado, de acuerdo a la potencia del fuego y tamaño de la olla que pondremos a cocinar y sus líneas y acabados… ¡me quedo corta!

Por el tipo de horno

Las cocinas con horno incorporado tienen sus tipos. Por ejemplo están la de horno sencillo, las de horno extenso, con lo que cocinaremos alimentos en más cantidades.

La tecnología nos permite hornear más parejo nuestros alimentos con accesorios como el grill que permite el pase del calor desde la parte superior del horno. Para los glaseados, dorados y gratinados es una cosa extraordinaria.

Otros tipos de horno traen el sistema de convección: un ventilador que reparte el aire caliente de manera que hasta el último rincón del compartimiento reciba el mismo grado de calor, como los que presentan la marca General Electric.

Finalmente, están las cocinas de doble horno, para mayor capacidad (si cocinas para tu familia más visitas) y las de doble horno, con un segundo que es el asador de carnes.

Consejos prácticos para elegir tu cocina

Además de todo lo que te hemos expuesto, te recomendamos sigas estos consejos antes de comprar tu cocina nueva:

  • Asegúrate de que sean de una marca de trayectoria y reconocimiento, dado que las cocinas usan fuentes de energía, nada puede fallar cuando funciones.
  • Fíjate en la hechura de los materiales. Se recomienda que los quemadores sean de aluminio y las hornillas de hierro, ya que son los metales que más resisten y no se decoloran con el uso.
  • Fíjate que tu cocina nueva sea del tamaño adecuado para las puertas de los ambientes por los que tendrá que pasar para llegar a tu cocina.
  • El tamaño del horno no necesariamente es el mismo de la cocina, fíjate qué tamaño del horno te conviene más.
  • Asegúrate de instalar bien tu equipo siguiendo estrictamente las instrucciones y/o llamando a un especialista de la marca.
  • Te recomiendo que compres tu cocina junto con una campana extractora. Este artefacto evitará que tu cocina se llene de humo además de que extraerá la grasa de la cocción.
  • Mantén alejados del fuego a los niños de la casa.

Imagen: Anunico, Avista, CSI, TallerdeBelenismo, Archiexpo, Taringa!, Kotear, EuroKera, Domoking, GeneralElectric, GeneralElectric, GeneralElectric, Sodimac,Ubik-t, GeneralElectric.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Un comentario Dejar un comentario ›

  • GENO
    11 noviembre, 2011

    La cocina es la principal herramienta para preparar nuestra rica comida peruana