Del zapatófono al “ayfon” (iPhone): la historia del teléfono móvil

Hoy en día, el teléfono móvil o celular es tan necesario como la ropa que vestimos. No hay actividad de la vida diaria que no requiera de estar comunicados, y nuestros engreídos son parte fundamental de la cartera, el bolso o el bolsillo del pantalón. Por ello, en este post hablaremos de la historia de este revolucionario invento.

¡Cómo han cambiado los tiempos! Eso era justamente lo que decíamos una amiga y yo cuando recordábamos nuestras épocas escolares con una humeante taza de café. En ese entonces, pasábamos horas de horas colgadas a nuestros teléfonos de casa, esas cubos con dial en forma de disco y un simpático micrófono con su cable que parecía un larguísimo rulo.

Recuerdo que en mi casa, mis padres estaban hartos, pues como yo usaba el teléfono por tanto tiempo, se perdían llamadas importantes y, como te imaginarás, todo el mundo también quería usarlo.

También recordábamos cómo dependíamos de nuestro propio sentido de la puntualidad o de lo instintivo cuando acudíamos a citas o reuniones y luego no sabíamos cómo ubicarnos para encontrarnos. ¡Y ni hablar de si teníamos una emergencia!

Hoy en día todo eso es cosa del pasado; con la llegada de la tecnología, la vida se nos hizo más cómoda y fácil y ahora, literalmente, con un solo click podemos localizar a nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo, transar citas, reuniones, enviar y recibir correos, documentos, archivos de audio y video.

También podemos sacar cálculos numéricos, tomar fotos, programar a qué hora y con qué sonido nos despertaremos mañana, hacer una presentación u hoja de cálculo, leer un libro de 500 páginas… y estar enterados de qué es lo que sucede de aquí hasta Rusia o Australia, sin contar que podemos conversar casi en vivo o en directo con quien queramos alrededor del globo.

Sorprendente, ¿verdad? pues todas estas maravillas que nos acercan más, son posibles con un aparatito que es más pequeño que la palma de nuestras manos, que tiene miles de diseños provocativos para escoger y que se ha vuelto nuestro compañero fiel de por vida.

Pero, ¿cómo fue que aparecieron los teléfonos móviles en nuestras vidas? Aquí te lo voy a contar…

Los primeros tiempos

Aunque no lo creas, la idea de tener un aparato de comunicaciones portátil no viene de estos últimos años, sino de mucho antes, desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

En pleno conflicto, se necesitaba que los comandos que estaban en combate, se comuniquen con sus bases, por lo que una radio con frecuencias de corto alcance ya no era suficiente. Así fue que, desde ese entonces y durante las décadas siguientes, se diseñaron algunos aparatos grandes que lograron la ansiada comunicación a distancia.

Sin embargo, era imposible masificarlo pues los costos de su producción hacía que estos equipos resultasen carísimos. Utilizando las mismas frecuencias de la radio, se inventaron los radio-teléfonos, enormes aparatos que se instalaban en los autos y que permitía a los grandes empresarios y políticos estar conectados.

Y aunque tendríamos que esperar unos 30 años para tener un teléfono portátil, la idea ya circulaba dentro y fuera de los laboratorios. Por dentro, compañías como Motorola y Bell trabajaban en inventar un sistema de redes que lograra la comunicación inalámbrica perfecta.

Por fuera, la publicidad, el cine y la televisión ya soñaban despiertos con teléfonos móviles camuflados o en las solapas, como en la película Star Treck; o hasta en los zapatos, como seguramente le habrás visto a Maxwell Smart, El Super Agente 86.

Los años 80, la revolución

No fue sino hasta los años 80 en que el primer teléfono celular, tal y como lo concebimos hoy en día, fue presentado. Sí, me refiero a ese enorme ladrillo blanco que ves en la foto de arriba, creación de la empresa Motorola que ahora al verlo seguramente hasta te causará risa, pero su importancia radica en que fue el primer teléfono móvil de la historia moderna, el primero que realmente podías llevar a cualquier lado, y con el que, desde cualquier parte podías hacer y recibir llamadas.

Su nombre oficial era Motorola DynaTAC, pesaba casi un kilo y costaba la friolera de US $ 3995 dólares. Sin embargo y pese a que era carísimo, muchos empresarios, hombres de negocios y profesionales vieron en este ladrillo, una manera muy eficiente de estar contactados, por lo que se hizo cada vez más popular.

Desde ese momento, una escalada revolucionaria invadió a todo el mundo. Por fin, el soñado teléfono que llevaríamos a todas partes era una realidad.

El diseño y fabricación de los teléfonos empezó a perfeccionarse pensando siempre en la comodidad del usuario, así, este fue empequeñeciéndose cada vez más, tanto en grosor, como en tamaño, logrando un atractivo cada vez mayor.Y las empresas que las fabricaban fueron multiplicándose: Sony, Ericcson, Nokia, Nextel, Samsung, Siemens…

Imagínate, con el ladrillo de Motorola, tendrías que haberte comprado un bolso extra para llevarlo contigo, hoy en día, tu smartphone, entra hasta en un minibolso de fiesta o en el escote de tu busto.

El sistema y las generaciones de celulares

Seguramente te has preguntado, qué es eso de 3G o 4G, que frecuentemente se mencionan en la publicidad de los celulares. Pues no es más que el sistema de transmisión de voz y datos que se usan en estos teléfonos.

Desde una central y a través de torres de comunicación, las empresas envían la frecuencia de transmisión que los terminales (tu celular) captarán para lograr que te comuniques, ya sea hablando, enviando un SMS o viendo tu Facebook.

  • Generación 1G

La primera generación se llamo 1G y comprendía los primigenios celulares que aparecieron en el mercado y usaban un sistema analógico de frecuencia FM (sí, la misma que las de la radio).

  • Generación 2G

Entre otros, implementaron el sistema GSM que era mucho más rápido y eficiente pues establecía varias comunicaciones que el sistema podía gestionar a la vez; luego se perfeccionaría hacia la conexión del equipo al ordenador para enviar faxes y navegar por Internet.

Posteriormente aparecería el famoso CDMA, un sistema de transmisión súper veloz y confiable de alta frecuencia.

  • Generación 3G

Es la que reina hoy en día. Emplea el sistema mejorado UMTS, que soporta la transmisión multimedia que hoy en día disfrutas y que ha convertido a tu equipo en tu organizador personal: SMS, MMS, audio, video, Internet, televisión, GPS, videojuegos, etc., o lo que se denomina Smartphones.

Esta última generación es la que se luce en los equipos de avanzada y que tiene una asombrosa velocidad de transmisión de datos, la cual seguramente dará ingreso a la tecnología 4G que ya se está voceando y que, seguramente, vendrá con muchas más novedades.

Los resultados son cada vez más asombrosos, tenemos, desde los celulares que se comportan como módems, hasta los que le han dicho adiós al teclado para suplirlos por la fabulosa pantalla táctil, que el iPhone ha masificado por completo en todo el mundo.

Estos equipos asombrosos no solo se comportan como eficientes asistentes personales, sino que hasta nos hacen pensar de que solo les falta hablar para convertirse en nuestros mejores amigos.

Nuevas tecnologías y nuevos retos

Gracias al avance imparable de la tecnología, vivir sin celular es casi una tragedia. Podría enumerarte los beneficios alargando hasta más no poder esta nota; sin embargo, la aparición de los celulares y smartphones han puesto sobre el tapete nuevos retos que la sociedad en general debe afrontar.

Por ejemplo, el mal uso que se hace de ellos para delinquir (extorsiones, robos, secuestros, bullying), el uso distractivo de los gadgets en momentos inoportunos, por ejemplo cuando se maneja, lo que ha causado innumerables accidentes de tránsito y el dilema que ya toma años, sobre si la radiofrecuencia que emplea es causante de tumores malignos en el cerebro o no.

Sobre esto último hay opiniones divididas, y si bien la OMS lanzó una alerta mundial sobre que las radiofrecuencias son potencialmente peligrosas, el doctor Eduadro Cazap, presidente de la Unión Internacional Contra el Cáncer expresó que no se deberían difundir conclusiones sin tener bases de evidencia científica, pues hasta el momento, ni la OMS ha publicado pruebas concretas de que esto sea verdad, así que no podemos tomar esta alerta como cierta.

Sin embargo, todo ello no debe alarmarnos sino hacernos reflexionar sobre el uso adecuado de nuestros engreídos, además de que la comunidad científica y tecnológica siempre estará presta a solucionar e implementar los sistemas y herramientas tecnológicas para volverlos más eficientes aún, y hacernos mucho más felices de lo que ya somos con ellos.

Para tener en cuenta

  • Le decimos “celular” a los teléfonos móviles, a causa de que la zonificación de cada área en que una torre de transmisión de datos trabaja, es llamada “celda” o “célula.
  • Si tienes dudas sobre las alertas de la radiofrecuencia en la salud, procura no dormir con el celular cerca, ni tener constantemente tu teléfono cerca de tu cuerpo o cabeza.

Finalizo este recorrido histórico con un hilarante extracto de El Super Agente 86 y sus predecesores sistemas de comunicación:

Referencias: NiraBlog, Diario de Yucatán.

Imagen: YugatechCelularis,Taringa!, JavierManzano, Celularis.com, LinkadorRottiblog,
PhotosOfFatherAndSon, Taringa!,Taringa!, Apple, Besteducationpossible.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.