¿Se mojó tu celular? No te preocupes, ¡tiene solución!

Es un hecho que cada día que pasa el celular se vuelve más importante en la vida de las mujeres. Ya casi es una extensión de nuestro cuerpo, no podemos vivir sin él, sin saber dónde está o tenerlo cerca para contestar lo más rápido posible al primer llamado.

Y es por esta misma razón que también buscamos cuidarlo mucho, pero lo que no podemos hacer es evitar que ocurra un accidente que maltrate a nuestro tecnológico mejor amigo.

¿Te ha pasado que se ha mojado tu celular? Probablemente lo tenías en la mesa mientras cenabas o almorzabas y algún vaso se cayó, o se chorreó salsa de algún plato… ¡Me ha pasado! O quizás, en un descuido se te cayó en el inodoro… ¡También me ha pasado! Felizmente se cayó en el momento antes de usarlo…

Sea como sea que te haya pasado (o como te vaya a pasar, porque nadie está libre de esta situación), es bueno saber cómo reaccionar frente a estas circunstancias para poder salvar a tiempo a nuestro mejor amigo.

Lo primero que hay que hacer es recuperarlo; si se ha caído al inodoro o a un charco, hay que recogerlo. Luego, hay que abrirlo, separar sus partes. Saca la batería (si tienes un iPhone no podrás hacer esto porque la batería está incorporada) y si tu teléfono cuenta con tarjeta SIM, extráela también.

Trata de desarmar tu teléfono lo más posible, es decir, separa la pantalla, el teclado y, si tienes a la mano un desarmador, trata de desmembrarlo aún más. Pero ten cuidado con esto, no vaya ser que maltrates algún componente delicado y tengas problemas con la garantía que tiene tu teléfono móvil.

Luego, hay que secar cuidadosamente las partes. Puedes soplar y sacudir levemente, o utilizar una toalla de papel. Por nada del mundo uses la secadora ni pienses meterlo al horno microondas, ¡no debe recibir tanto calor!

Una vez seco, es recomendable colocarlo dentro de una bolsa o recipiente con arroz crudo para que absorba la humedad que puede haber quedado. Ten paciencia, debes dejarlo por varias horas, inclusive días.

Si tenemos suerte, después de este tiempo el equipo volverá a funcionar con normalidad. Si no funciona, desmonta la batería y conecta el teléfono al cargador. Si el teléfono se prende, significa que lo que se ha averiado es la batería y lo mejor es llevarla a revisar al servicio técnico.

Hay otro método, más profesional para salvar el teléfono mojado. Este método implica un poco más de trabajo y elementos que probablemente no tengamos en casa como agua destilada, alcohol isopropílico y bueno, un cepillo de dientes.

Hay que desarmar el celular por completo e ir limpiándolo poco a poco con estos elementos para lograr liberarlo de la humedad en su totalidad. Si tu celular no funciona con el secado convencional lo más recomendable es llevarlo al servicio técnico para ahorrarte horas de trabajo y tiempo.

Más vale prevenir que lamentar, entonces te recomiendo que tengas cuidado con tu preciado aparato y, si es que te pasa este accidente, o a alguien que conoces, ¡ya sabes cómo reaccionar!

Fuente: Tecno Padres

Imágenes: MobileHornet, ReachBeyondyourLimits, Mobitary

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados